Search
  • Kunde Care

Por qué es importante aplicar la vacuna contra la polio

Conocer más acerca de las enfermedades que afectan a nuestros niños es la mejor manera de estar preparados.


Tener las herramientas necesarias para prevenirlas es lo correcto y por ello te contamos en este artículo todo lo que hay que saber sobre la poliomelitis, qué vacuna debe recibir tu hijo y cuándo.


La polio es una enfermedad ocasionada por alguna de las tres cepas del virus de la polio, denominado comúnmente como “poliovirus salvaje”.


Este virus ingresa al cuerpo del niño por la nariz o boca, se reproduce en su intestino y finalmente es eliminado por de las heces.


El mismo ataca la médula espinal y los nervios de las piernas, ocasionando como primer problema, la parálisis.


¡Pero tranquilo! La buena noticia es que en 1990 se registró el último caso de polio en México, gracias a la concientización sobre la importancia de la colocación de la vacuna.

Antes de ser erradicada por completo de México la enfermedad de la polio traía problemas muy graves. Ya que afecta particularmente a los niños menores de cinco años.


Las secuelas de la polio eran una importante causa de discapacidad: piernas atrofiadas, muy delgadas, deformadas y más. En casos mucho más graves causaba la muerte de los niños.


El poliovirus salvaje accede al organismo de las criaturas por su boca, transportado en el agua que beben o la ingesta de alimentos contaminados con materia fecal de una persona que fue infectada.


Ahora te presentaremos los síntomas, para que puedas conocer cuáles son.



Poliomelitis: síntomas


Los primeros síntomas de esta enfermedad son los siguientes:

  • Fiebre,

  • Cansancio y fatiga generalizada,

  • Dolor de cabeza y acompañamiento con vómitos,

  • Rigidez de la nuca del niño,

  • Dolor en los brazos y piernas.


Poliomelitis vacuna


Las personas deben aplicarse la IPV (la vacuna contra la polio) cuando son niños. Las dosis de ésta se administra generalmente a los 2, 4, 6 a los 18 meses de vida, y de los 4 a los 6 años.


El programa puede ser diferente para algunos menores, incluidos los que viajen a determinados países y aquellos que se apliquen la IPV como parte de una vacuna combinada.


La mayoría de las personas mayores no necesitan la IPV Sabin porque ya fueron vacunados contra la polio de niños en teoría.


Pero algunas de ellas tienen más riesgo y tienen que aplicarse la vacuna contra la polio, incluidas:

  • Quienes viajen a determinados lugares del mundo,

  • Empleados de laboratorios que podrían manipular el virus de la poliomelitis,

  • Empleados de la salud que revisan a pacientes que puedan estar infectados.



Conclusión La vacunación sin dudas ayuda a proteger a las personas contra la enfermedad de la polio, porque es causada por un virus, aunque fue erradicada. Ante cualquier duda, recurre al médico. La consulta pediátrica es la mejor manera de salvar todas tus dudas antes, durante y después del embarazo.


Recuerda que estar informado es la manera más fiable de prevenir cualquier tipo de enfermedad y es el pediatra quien te podrá ayudar.

0 views

La manera más rapida para agendar una cita es llamandonos

Telefono 55 2197 5568